Entrenando mindfulness y compasión para cuidarse y cuidar mejor a los demás

Manos con corazon

Entrenando mindfulness y compasión para cuidarse y cuidar mejor a los demás

Hace poco la OMS (Organización Mundial de la Salud) incluyó el burn out o síndrome del trabajador quemado en la clasificación oficial de enfermedades, describiéndola como un síndrome resultante del estrés crónico del trabajo.

Aunque cada vez más profesionales sufren esta enfermedad, su prevalencia entre los profesionales de la salud es especialmente elevada.

El 37 % de los médicos españoles sufren burn out, según un estudio reciente de Medscape, y probablemente esa cifra puede ser extrapolada a otros colectivos de profesionales de la salud. En Estados Unidos, el porcentaje de profesionales de la salud afectados por el burn out llega hasta el 50% en el caso de las mujeres.

Aparte de las medidas organizativas que puedan y deban tomarse para mejorar las condiciones laborales y asistenciales de los facultativos españoles, es importante recordar que numerosos estudios científicos avalan los beneficios que el entrenamiento de Mindfulness tiene en reducir el estrés y mejorar la salud tanto física como psicológica de las personas y también, más precisamente, de los profesionales de la salud.

Más allá del entrenamiento de Mindfulness, algunas evidencias recientes sugieren que programas de Mindfulness específicamente orientados al cultivo de la auto-compasión y la compasión, como por ejemplo, el programa MBCL (Mindfulness Based Compassionate Living), podrían ayudar a los profesionales de la salud no solo a cultivar el auto-cuidado y mantener su bienestar personal sino también, a mejorar la calidad asistencial, disminuyendo el contagio emocional con pacientes que sufren y mejorando su motivación a cuidar gracias a una actitud de tolerancia y aceptación del dolor y el sufrimiento.

En mi experiencia personal, resulta difícil sentir empatía y compasión por otras personas cuando uno mismo no es capaz de reconocer y de manejar de manera ecuánime y compasiva su propio dolor y sufrimiento. La auto- exigencia y la auto-crítica, la culpabilidad y la vergüenza como modos de relación con uno mismo dificultan enormemente el poder vivir la vida con plenitud y relacionarse con los demás de forma amable y armoniosa. Por eso, recomiendo abordar el cultivo de la compasión una vez se ha realizado ya una introducción previa a la práctica de Mindfulness.

Mindfulness con Corazón propone a partir de octubre cursos de iniciación a Mindfulness, con el programa MBSR (Mindfulness based Stress Reduction) desarrollado por Jon Kabat Zinn en la Universidad de Massachusetts, y también el programa de entrenamiento de la compasión MBCL o Vida compasiva basada en Mindfulness, ambos de 8 sesiones de 2h30. Ofrece también talleres de introducción a la compasión.

Para aquellos profesionales de la salud que ya practican mindfulness y están interesados en integrar la compasión en su práctica asistencial y llevarla a su entorno laboral, proponemos una formación profesional en mindfulness y compasión, Practicum Teacher Training, cuyo primer módulo será el Retiro de Introducción a MBCL que facilitará el psiquiatra Erik van den Brink, uno de los creadores del protocolo MBCL, del 3 al 8 de diciembre en Solius. Las personas interesadas pueden contactar escribiendo a sylvia@mindfulnessconcorazon.com.

No Comments

Post A Comment