retiros de Mindfulness

¿Porqué hacer un retiro de meditación?

retiros de MindfulnessPor fin han empezado a liberarse las restricciones de movilidad y de actividad que han regido nuestras vidas desde hace un año. Gracias al avance del proceso de vacunación, vemos ya el final del túnel.

En estas circunstancias, podría parecer que elegir hacer un retiro meditativo de varios días, en silencio, en estos momentos “no toca”. Algunos pensarán que llevamos ya mucho tiempo confinados y que lo que necesitan ahora es salir, viajar y ver gente. ¿Porqué, entonces, tiene sentido hacer un retiro, precisamente este verano 2021?

Un retiro meditativo propone un viaje interior, una oportunidad de explorar en profundidad, con mindfulness y amabilidad y compasión, la relación que cada uno establecemos con la experiencia. Al parar la actividad habitual y favorecer la introspección, desde un entorno de silencio y de quietud, nos damos la oportunidad de ver con más claridad la realidad de nuestra vida.

En este último año todos hemos experimentado un cambio radical en nuestro modo de vivir y hemos afrontado situación difíciles y desestabilizadoras: incertidumbre, enfermedad, soledad o, al contrario, cohabitación intensiva, muerte de seres queridos, pérdidas de trabajo o de ingresos, modificación de perspectivas laborales. Dificultades que se han sumado a los retos habituales que ya teníamos o quizás, que han contribuido a hacerlos más pesados.

Ha habido emociones intensas y aflictivas, pero probablemente, si nos paramos a reflexionar, también experiencias agradables y nuevas oportunidades por las que sentir aprecio y agradecimiento.

Hacer un retiro este verano es una buena manera de parar unos días, de darle un espacio a todo lo que ha ocurrido desde el inicio de la pandemia (lo bueno y lo malo), de explorarlo y procesarlo, dándole un sentido. Realizando una pausa en la vida cotidiana para conectar con lo importante y permitir que aflore lo que queremos realmente hacer a partir de ahora, sin caer en viejos hábitos o repetir patrones que no nos aportaban bienestar.

En un retiro no hay nada que hacer más que contemplar la experiencia y tomar conciencia, en un contexto en el que las distracciones están limitadas y podemos ver con claridad los procesos mentales y las raíces de aquello que nos genera sufrimiento.

Por otra parte, a un nivel quizás más fundamental, un retiro proporciona también un espacio de práctica intensiva que ayuda a afianzar la práctica meditativa personal y a darle fluidez, algo que resulta muy útil después de haber realizado un programa de iniciación a mindfulness como MBSR o MBCT.

Los retiros que propone Mindfulness con Corazón, combinan la práctica de mindfulness con la compasión, el silencio con el diálogo meditativo interpersonal y la quietud con el movimiento, siempre con la intención de cuidarse y desarrollar la amabilidad. En grupos pequeños. La comida es sencilla, habitualmente de estilo vegetariano, aunque en algunos retiros, como en el retiro de ayuno meditativo que organizamos desde hace años en septiembre, la práctica del ayuno permite una experiencia adicional de depuración mente/cuerpo y de indagación de los patrones mentales de deseo y aversión que cristalizan en la relación con la comida.

¡ANíMATE A EXPERIMENTAR ALGUNO DE LOS RETIROS QUE HEMOS PREVISTO ESTE VERANO!

No Comments

Post A Comment