COMPASIÓN

Mindfulness es aprender a estar presente en la vida, tal y como se despliega momento a momento. ¿Pero qué pasa cuando estos momentos nos traen dolor o sufrimiento, a nosotros o a nuestros seres queridos? Es algo a lo que todos, tarde o temprano, vamos a tener que enfrentarnos. La clave está en aprender a relacionarse con la vida no sólo con Mindfulness, sino también con “Heartfulness”, o en otras palabras, con Amabilidad y Compasión.

 

La visión de la compasión que tenemos habitualmente -sentimiento de conmiseración y lástima que se tiene hacía quienes sufren penalidades o desgracias- es radicalmente diferente de la que se usa en mindfulness.

 

La compasión es la capacidad de conectarse con el sufrimiento propio y el de los demás, y de sentir un deseo sincero de aliviarlo y prevenirlo. Se asocia a coraje y a generosidad y no a miedo o desborde emocional.

 

El ser humano nace con la capacidad de la compasión. Es una cualidad universal, que está presente de manera inherente en todos nosotros, pero que por múltiples razones a menudo se queda sin cultivar. Afortunadamente la compasión se puede desarrollar y profundizar a través de la práctica, y este es el objetivo de los programas de entrenamiento de la compasión.

 

Cuando el amor y la compasión surgen en el corazón, la mente se libera del odio, de la culpa, la vergüenza y la autocrítica, de los juicios negativos y de la preocupación obsesiva por uno mismo, constituyendo una fuente natural de paz interior y exterior.

 

Cultivar la autocompasión y la compasión es por tanto una buena manera de cultivar bienestar, para uno mismo y para los demás.

 

 

Proponemos varias maneras de iniciarse a la práctica de la compasión para personas que ya tienen una experiencia previa en mindfulness:

Taller de introducción de 2h30

Curso MBCL (Mindfulness based Compassionate Living), desarrollado por los holandeses Erik van den Brink y Frits Koster, y basado en la creciente comprensión científica de la importancia de la compasión y la auto-compasión y propone un modelo de entrenamiento similar al de los programas MBSR o MBCT, con 8 sesiones de 2h30 y una sesión adicional en silencio